A pesar de su alto contenido en grasa y azúcar, el consumo de chocolate se asocia a con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiometabólicas, como el ictus o la diabetes de tipo 2. De acuerdo con un estudio, publicado por la revista Revista de bioquímica nutricional, la clave de dichos beneficios podría hallarse en el cacao en polvo.

Rico en fibra, hierro y compuestos fitoquímicos, el cacao en polvo se obtiene de las semillas molidas y parcialmente desgrasadas del árbol del cacao (Theobroma cacao). Joshua D. Lambert y su equipo, de la Universidad Estatal de Pensilvania, postulan que este ingrediente del chocolate mejoraría la salud de ratones obesos y, en concreto, la gravedad de la enfermedad hepática grasa no alcohólica asociada a la obesidad.

Con el objeto de corroborar dicha hipótesis, los investigadores complementaron la dieta rica en grasas de los animales con 80 milígramos de cacao en polvo por gramo de pienso, durante ocho semanas. Como resultado, la velocidad media de ganancia de peso de los roedores fue un 21 por ciento menor, en comparación con el grupo de control. Asimismo, los niveles de triacilgliceroles hepáticos también experimentaron una notable reducción. En concreto, un 28 por ciento.

De forma interesante, los autores observaron que, en el hígado de los ratones, la actividad de dos enzimas antioxidantes aumentó un 30 y un 40 por ciento, respectivamente. En cambio, la degradación oxidativa de lípidos, cuyos productos pueden ocasionar mutaciones en el ADN e incluso cáncer, disminuyó un 56 por ciento. El consumo de cacao en polvo también indujo la biogénesis mitocondrial. Es decir, incrementó el crecimiento y división de las mitocondrias, las centrales energéticas de las células. Ello se asocia con una mejora de la esteatosis hepática, o exceso de grasa en el hígado.

Lambert y sus colaboradores señalan el uso de un preparado de cacao en polvo comercial, en dosis fisiológicas, como una de las fortalezas de su trabajo, pues facilita la replicación de los experimentos en humanos. Sin embargo, también destacan ciertas limitaciones. A pesar de que los ratones ganaron peso a menor velocidad, el peso final resultó parecido al del grupo control. Por consiguiente, de acuerdo con los resultados actuales, desaconsejan que introducir cacao en polvo en la dieta sea la única modificación que realicen las personas que deseen perder peso. Asimismo, dado que el cacao en polvo contiene una mezcla compleja de compuestos bioactivos resulta difícil identificar la acción de cada uno en el organismo.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «El cacao en la dieta mejora la enfermedad del hígado graso no alcohólico y aumenta los marcadores de la respuesta antioxidante y la biogénesis mitocondrial en ratones alimentados con alto contenido de grasas», de M. Sun et al., en Journal of Nutritional Biochemistry. 92:108618, publicado el 9 de marzo de 2021.



Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: