El efecto nocebo es la versión «oscura» del efecto placebo: mientras que este último puede aliviar el dolor y otras dolencias gracias al poder de la creencia, en el nocebo la expectativa de consecuencias negativas conduce a un mayor sufrimiento. Así, por ejemplo, la mera creencia de que un fármaco nos provocará efectos secundarios puede llevar a que estos se produzcan realmente. No obstante, ambos efectos no son la cara de una misma moneda, según informa un equipo internacional en NeuroImage.

El grupo dirigido por Junjun Fu, de la Universidad Normal del Sur de China, analizó 52 estudios con un total de 1178 participantes. En todas esas investigaciones, uno de los dos efectos se indujo mientras los sujetos se hallaban en el escáner cerebral. El equipo analizó las regiones del cerebro en las que se producía la mayor actividad durante los experimentos. A continuación, compararon los resultados con una base de datos que contenía decenas de miles de escáneres cerebrales. Según constataron, el efecto placebo activaba la red de recompensa en el cerebro, mientras que el efecto nocebo excitaba principalmente la red de aversión, la cual, como cabe suponer, responde a circustancias adversas (entre estas, el dolor).

Los efectos placebo y nocebo también desempeñan un papel en la psicoterapia. Sin embargo, el reciente estudio no permite concluir si ambos fenómenos actúan a través de circuitos cerebrales similares, puesto que los autores solo examinaron estudios en los que se había manipulado la percepción del dolor físico. Por ese motivo, se proponen como siguiente paso investigar las bases neuropsicológicas de los efectos placebo y nocebo en las personas con enfermedades mentales. Los resultados podrían contribuir a la optimización de las terapias.

Anton Benz

Referencia: «Distintas redes neuronales sirven a la analgesia placebo y a la hiperalgesia nocebo». Junjun Fu et a. En NeuroImage, vol. 231, mayo de 2021.



Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: