Los síntomas básicos de la depresión son probablemente universales, pero se expresan de forma diferente según la cultura, informa un equipo de la Universidad de Palo Alto en el Revista de trastornos afectivos. El grupo dirigido por Danielle Goodmann y Yan Leykin ofreció en Google un examen en línea gratuito que evaluaba el grado de depresión del usuario. Alrededor de 7.000 adultos se apuntaron al análisis, principalmente personas de América y Asia. El objetivo de los investigadores radicaba en averiguar si los síntomas depresivos diferían según el país y la cultura.

Como era de esperar, algunos síntomas se encontraban estrechamente relacionados. En todas las culturas, los pensamientos y las tentativas de suicidio formaban una categoría única. Pero en América Latina, iban acompañados de sentimientos de culpa y baja autoestima. En estos países, las personas que no contribuyen a la comunidad a causa de una enfermedad se sienten inútiles, por lo que es probable que piensen que no merecen vivir, sugieren los autores. También es posible que los pensamientos suicidas despierten sentimientos de culpa en las culturas predominantemente católicas.

Pérdida de interés y fatiga

En China y en los países anglosajones, la baja autoestima estaba más relacionada con el núcleo emocional de una depresión: estado de ánimo deprimido y pérdida de interés o placer en casi todas las actividades. En la mayoría de lugares, ello se acompañaba de molestias físicas, como la fatiga; excepto en Rusia. Allí, la sensación de cansancio no se relacionaba con ningún grupo de síntomas. En China, el sur de Asia y América Latina, los síntomas emocionales básicos de la depresión se asociaron, además, a problemas de concentración y a un enlentecimiento del pensamiento y de la acción.

Según concluyen los investigadores, la depresión se encuentra muy estigmatizada, sobre todo en el sur de Asia y China. En este último caso, es habitual que un trastorno mental se considere una debilidad de carácter. Ello podría explicar por qué en estas culturas, las personas afectadas tienden a describir su depresión desde un punto de vista físico más que psicológico. La somatización permite expresar la angustia mental de una forma socialmente aceptable, señalan los autores. Este fenómeno también es común en América Latina. Por tanto, los síntomas físicos podrían indicar una depresión, incluso si el estado de ánimo de la persona afectada no ha empeorado.

Christiane Gelitz

Referencia: «Análisis factorial de los síntomas de la depresión en cinco amplios grupos culturales“. Danielle R. Goodman y col. en Revista de trastornos afectivos, Vol. 282, págs. 227-235, 2021.



Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: