El 2020 ha sido un año particular, donde la ciencia ha desempeñado un papel fundamental a raíz de la pandemia de COVID-19, que ha dominado las vidas de la población mundial. Pero 2020 también ha producido nuevas imágenes no relacionadas con el virus. Desde celdas solares delgadas como una oblea hasta cefalópodos transparentes obtenidos mediante edición genética. A continuación, os ofrecemos las sorprendentes fotografías científicas que más han llamado la atención del equipo de arte y noticias de Naturaleza a lo largo de este año.

Envía al payaso. Un pez payaso embrionario (Amphiprion percula) crece dentro de su huevo. El fotógrafo Daniel Knop retrató con detalle los días uno, tres, cinco y nueve del desarrollo del animal. La primera imagen fue tomada después de la fertilización. Knop ganó el segundo lugar en el concurso de fotomicrografía Mundo Pequeño de Nikon.

Burbuja de energía. Los científicos de materiales de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdullah en Thuwal, Arabia Saudita, utilizaron una impresora de inyección de tinta para hacer células solares tan delgadas y livianas que pueden descansar sobre una burbuja de jabón. Crearon las celdas a partir de capas de «tinta», incluido un polímero conductor conocido como PEDOT: PSS que conformó los electrodos.

En la superficie. Esta es la imagen de mayor resolución jamás tomada de la superficie del Sol, desde la Tierra. Capturada por el telescopio solar más potente del mundo, el Daniel K. Inouye, situado en Hawái y presentado en enero de 2020, muestra «celdas» de plasma que ascienden desde el interior de la estrella. Los bordes oscuros indican dónde se enfría y se hunde el plasma.

Cortar el cáncer. Un rayo de iones cortó esta célula cancerosa. El haz eliminó parte de la célula para revelar una sección transversal y realizó una abertura con forma triangular en la superficie del sustrato de sílice en el que se adhiere. La técnica, denominada fresado con haz de iones, permite a los investigadores observar el interior de las células tumorales con un nivel de detalle sin precedentes.

Protección contra contaminación. Monos en Malasia sostienen una mascarilla médica. Los equipos de protección personal forman parte de la vida diaria de muchas personas en medio de la pandemia del coronavirus. Sin embargo, crece la preocupación en torno al impacto medioambiental de los artículos desechables, pues podrían sumarse en gran medida a la contaminación plásticos.

La séptima corona. Un coronavirus (en la imagen, una representación artística) ha sido la historia más importante de este 2020, pues ha causado una pandemia devastadora. El SARS-CoV-2 es el séptimo coronavirus capaz de infectar a los seres humanos, conocido hasta la fecha.

Tinta invisible. En julio, investigadores informaron que habían modificado genéticamente una especie de calamar, a fin de obtener cefalópodos transparentes. Utilizaron CRISPR-Cas9 para eliminar un gen llamado TDO en embriones de calamar pálido (Doryteuthis pealeii). La proteína TDO participa en la síntesis del pigmento de los ojos de los animales y de las células que cambian de color y les permiten camuflarse.

Líneas en el cielo. Los rastros de luz de los satélites en movimiento marcan esta fotografía de una estrella. Las empresas están lanzando y poniendo en órbita miles de naves para facilitar el acceso a Internet desde cualquier parte del planeta. Sin embargo, a los astrónomos les preocupa cómo la luz solar reflejada en los satélites interferirá con las observaciones.

El gran norte. Científicos de la mayor expedición de investigación realizada hasta la fecha en el Ártico toman medidas atmosféricas de temperatura, humedad y vapor de agua. La misión MOSAiC ha proporcionado datos sin precedentes acerca del clima ártico.

Viento en popa. Esta partícula en forma de barco mide 30 micrómetros de largo y puede propulsarse mediante una reacción química. Los investigadores la imprimieron en 3D y, posteriormente, la recubrieron con una mezcla de platino y paladio. Dicha cobertura metálica cataliza la descomposición de la solución de peróxido de hidrógeno en la que se asienta la partícula. Las burbujas de gas que resultan de la reacción empujan la pequeña embarcación.

Pelos de punta. Esta abultada superficie es piel humana, con folículos pilosos, cultivada desde cero utilizando células madre pluripotentes capaces de diferenciarse en cualquier tipo de célula. Los científicos esperan que este tipo de piel creada en laboratorio ayude a la investigación de enfermedades y mejore la cirugía reconstructiva, como los injertos de piel.

Polvo carmesí. En septiembre, un equipo buscaba supervivientes en casas quemadas, en la ciudad de Talent, Oregón, rodeado de un agente retardante de fuego, de color rojo. Este año, el oeste de Estados Unidos sufrió una de sus peores temporadas de incendios forestales registradas. Los investigadores sugieren que el cambio climático contribuye a agravar las condiciones que pueden avivar incendios forestales.

Nisha Gaind / Nature News

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Research Group.



Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: