La Administración Espacial Nacional de China (CNSA) ha publicado las primeras imágenes de Marte tomadas por su vehículo explorador Zhurong, que llegó a la superficie del planeta el pasado sábado. Los científicos afirman que las fotografías (que muestran el vehículo con sus paneles solares abiertos y la rampa de su módulo de aterrizaje desplegada) indican que ha llegado a un lugar seguro e idóneo para empezar a explorar.

«Las primeras imágenes muestran, ante todo, un terreno por el que será fácil transitar», afirma Alfred McEwen, planetólogo de la Universidad de Arizona en Tucson. Él y otros científicos espaciales están encantados de ver que el lugar parece ser plano y carecer de obstáculos, como cráteres y rocas. Desde allí, la nave podrá recorrer distancias relativamente largas hasta llegar a las estructuras de interés que se aprecian en las imágenes por satélite.

«Estamos entusiasmados. Pero aún esperamos que lleguen más imágenes de alta resolución», señala Yuyan Zhao, geoquímica planetaria del Instituto de Geoquímica de la Academia China de Ciencias, en Guiyang.

Instantáneas de Marte

El 19 de mayo, cuatro días después del aterrizaje de Zhurong, la CNSA publicó dos imágenes tomadas por las cámaras del vehículo explorador.

También ha publicado dos breves vídeos que reflejan el momento (a más de 100 kilómetros de altitud sobre la superficie del planeta rojo) en que el Orbitador Tianwen-1 se desprende del vehículo explorador y el módulo de aterrizaje, envueltos en un escudo térmico y listos para iniciar su descenso a través de la atmósfera marciana.

Una imagen en blanco y negro (la que encabeza este artículo, que volvemos a incluir a continuación con más detalles), tomada desde una cámara delantera para evitar obstáculos que está equipada con un objetivo gran angular, muestra una rampa que desciende desde la plataforma de aterrizaje. Cabe esperar que Zhurong salga rodando por ella en pocos días. Las dos varillas que sobresalen en la parte superior de la imagen constituyen el georradar del vehículo explorador, con el que estudiará estructuras geológicas bajo la superficie.

Una segunda imagen en color (más abajo), obtenida desde una cámara de navegación que apunta hacia la parte trasera del vehículo, revela una antena desplegada y paneles solares con forma de alas de mariposa. También vemos la superficie marciana, cubierta de tierra y polvo rojos.

Imágenes emocionantes

Las fotografías «sin duda son de primera calidad y muy emocionantes desde el punto de vista científico», asegura Joseph Michalski, planetólogo de la Universidad de Hong Kong. Los investigadores «necesitarán algo de tiempo para profundizar en los detalles», añade. «Pero las imágenes son atractivas y alentadoras.»

El paisaje plano que muestran es muy prometedor, subrayan los científicos, porque significa que Zhurong podría alcanzar accidentes geológicos relevantes que se hallan a varios kilómetros de distancia. Uno de ellos es una estructura en forma de cono situada al noreste que se aprecia en las imágenes aéreas, posiblemente un volcán de lodo.

McEwen cree que Zhurong podría «llegar a ese cono volcánico en 90 días», que es justo la duración prevista para la misión inicial del vehículo explorador. Las pequeñas rocas que se observan en las nuevas imágenes tienen diversas formas que parecen reflejar la luz de manera distinta, lo que podría ser compatible con los flujos de lodo de un volcán, comenta McEwen. «Pero eso aún es muy especulativo.»

Elena Favaro, geomorfóloga planetaria de la Universidad Abierta del Reino Unido, señala que dos manchas brillantes que se ven en la parte superior derecha de la imagen en blanco y negro podrían ser «crestas eólicas transversales», estructuras onduladas de depósitos arrastrados por el viento. No está claro a qué distancia se encuentran, pero Favaro espera que Zhurong se dirija hacia ellas para determinar su composición.

Se prevé que la misión de Zhurong dure tres meses, pero podría sobrevivir más tiempo y recorrer una distancia considerable, como han hecho otros vehículos exploradores impulsados por energía solar.

El récord lo ostenta el vehículo Opportunity de la NASA, que cubrió más de 45 kilómetros a lo largo de 15 años, hasta que una enorme tormenta de polvo tapó sus paneles solares. Para tratar de evitar ese final, el equipo chino ha dotado a los paneles solares de Zhurong de una función vibratoria que le permitirá sacudir el polvo que se vaya acumulando.

Smriti Mallapaty /Noticias de la naturaleza

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Research Group.



Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: