Tener más tiempo libre hace más felices a las personas, pero solo hasta cierto punto. A esta conclusión ha llegado un equipo dirigido por Marissa Sharif, de la Universidad de Pensilvania, tras analizar los datos de más de 35.000 adultos. Según el estudio, publicado en Revista de personalidad y psicología social disponer de todo el día puede hacer que las personas sean infelices.

Por un lado, los datos proceden de 14.000 personas que trabajan en Estados Unidos. En repetidas encuestas llevadas a cabo entre 1992 y 2008, informaron de cuánto tiempo dedicaban a determinadas actividades en una jornada laboral, así como sobre el grado de satisfacción con su vida. En segundo lugar, el análisis se centró en los datos recogidos por la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos durante 2012 y 2013: casi 22.000 personas explicaron las actividades que habían llevado a cabo en las últimas 24 horas y durante cuánto tiempo.

¿Resultado? Los trabajadores sin hijos tenían una media de unas cuatro horas y media de tiempo libre al día, mientras que los padres con al menos un hijo menor de seis años disponían de una hora menos. El tiempo óptimo oscilaba entre dos y cinco horas: por debajo de esa cifra, pero también por encima, la satisfacción disminuía con independencia de la edad, el sexo y el nivel de estudios de los participantes.

«Tener poco tiempo libre es malo, pero tener más no siempre es mejor», afirma Sharif en un comunicado de prensa. Junto con su equipo investigó las razones de ello a través de otros experimentos en línea. Pidieron a los aproximadamente 6.000 participantes que imaginaran, por ejemplo, que tenían una determinada cantidad de tiempo libre cada día: un cuarto de hora, tres horas y media o siete horas. ¿Qué tan felices y satisfechos se sentirían en cada una de las situaciones?

Las respuestas fueron más positivas para un número intermedio de horas, mientras que disponer tan solo de 15 minutos de tiempo libre al día se consideraba una situación estresante. Pero si eran siete horas las que estaban sin hacer nada, relacionaban esa situación con un sentimiento de improductividad, sobre todo si se imaginaban pasando el tiempo frente al televisor en lugar de hacer algo que les resultara agradable y significativo, como practicar un deporte o una afición. Los autores concluyen que un exceso de tiempo libre se asocia con un menor bienestar subjetivo debido al sentimiento de falta de productividad.

Al parecer, a la mayoría de las personas les gusta estar ocupadas y, por tanto, son más felices cuando tienen algo que hacer, aunque no lo hayan elegido.

Christiane Gelitz

Referencia: «Tener muy poco o demasiado tiempo está relacionado con un menor bienestar subjetivo». M. A. Sharif, C. Mogilner, y H. E. Hershfield, publicado en línea en Revista de personalidad y psicología social, 2021.



Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: