En su viaje hacia sus objetivos finales, tanto Orbitador solar —que monitorizará los polos del Sol— como Bepi Colombo —que estudiará Mercurio— deben perder un poco de energía orbital para adentrarse hacia el interior del sistema solar, y el influjo gravitatorio de Venus ayuda en esta maniobra.

El sobrevuelo doble ocurrió, respectivamente este 9 y 10 de agosto, lo que ha ofrecido una oportunidad única para observar el entorno del planeta desde dos lugares insuales al mismo tiempo.

Plano esquematico de la maniobra orbital de ambas misiones en el planeta Venus. / ESA

Un encuentro fugaz

El equipo de la misión Bepi Colombo ya ha publicado una foto del fugaz encuentro de la nave espacial con Venus, y en los próximos días se esperan más.                                                                                                                                              La primera imagen, en blanco y negro y con una resolución de 1024×1024 pixeles, fue tomada a las 15:57 h (hora peninsular española) por la cámara de monitorización 3 del módulo de transferencia, cuando se encontraba a 1.573 km de la superficie, unos minutos después de alcanzar su máximo acercamiento al planeta, a tan solo 552 km.

La reciente maniobra es la segunda de Bepi Colombo en Venus, y la tercera de las nueve que realizará a lo largo de su misión. La siguiente será en su planeta objetivo, Mercurio, a donde llegará entre el 1 y el 2 de octubre de 2021.

Esta misión, fruto de la colaboración entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Japonesa (JAXA), necesita de varios sobrevuelos por la Tierra, Venus y el propio Mercurio para adecuar su órbita al planeta contra el inmenso tirón gravitacional del Sol.

Por su parte, Orbitador solar es una misión liderada por la ESA desarrollada conjuntamente con la NASA. La nave ha visitado Venus el 9 de agosto a las 6:42 h, con un máximo acercamiento al planeta fijado en 7.995 km.

Durante su misión, se ayudará de la gravedad del planeta para ir acercándose progresivamente al Sol mientras irá cambiando su orientación orbital para salir del plano de la eclíptica —la línea imaginaria que une a todos los planetas  en un mismo plano— con el objetivo de estudiar por primera vez los polos solares.

Derechos: Creative Commons.

.

Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: