El huevo de dinosaurio había pasado más de diez años en el depósito de un museo de historia natural chino, pero un equipo de paleontólogos dirigido por Lida Xing, de la Universidad de Geociencias de China, lo abrió recientemente y en su interior encontró un fósil de embrión de dinosaurio muy bien preservado. [Aquí lo vemos en una foto]

El ejemplar tendría entre 66 y 72 millones de años. A los investigadores no solo les sorprendió el excelente estado de conservación de «Baby Yingliang» (el apodo que ha recibido el embrión), sino también su postura: esta era similar a la de las aves modernas, que poco antes de salir del cascarón esconden la cabeza bajo las alas y enroscan el cuerpo, como describe el equipo de Xing en la revista iScience. Por lo tanto, ese mecanismo de eclosión podría remontarse a los dinosaurios.

El embrión pertenece a Oviraptorosauria, un grupo de dinosaurios no voladores con plumas que caminaban sobre dos patas y estaban dotados de un pico sin dientes. El espécimen se halla en una posición que nunca se había observado en un fósil de dinosaurio: su cabeza se sitúa entre las patas dobladas, reposando sobre el vientre, y su cola está ligeramente enroscada. El huevo tiene unos 17 centímetros de longitud, aunque el embrión estirado mediría unos 27 centímetros desde la cabeza hasta la cola.

Los investigadores explican que las aves modernas adoptan una postura similar momentos antes de la eclosión, con la cabeza escondida bajo las alas. «Este pequeño dinosaurio prenatal parece un polluelo acurrucado en su huevo, lo que supone otra prueba más de que muchos rasgos característicos de las aves actuales proceden de sus antepasados, los dinosaurios», declaró Steve Brusatte, de la Universidad de Edimburgo, en una nota de prensa.

El huevo se encontró en torno al año 2000 en unas rocas del Cretácico superior cercanas a la ciudad de Ganzhou, en el sur de China, pero acabó en el depósito del Museo de Historia Natural Yingliang Stone de Xiamen y cayó en el olvido. Sin embargo, durante la renovación de las instalaciones, el fósil fue redescubierto y los investigadores procedieron a estudiarlo.

Karin Schlott

Referencia: «Un exquisitamente conservado in-ovo El embrión de dinosaurio terópodo arroja luz sobre las posturas previas a la eclosión de aves», Lida Xing et al. en iScience, art. 103516, 21 de diciembre de 2021.



Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: