Una proteína que se produce en las neuronas y que puede detectarse en la sangre podría predecir la mortalidad de las personas de edad avanzada.

Mathias Jucker, de la Universidad de Tubinga, y sus colaboradores analizaron los niveles de la proteína denominada cadena ligera de los neurofilamentos (NfL) en la sangre de 180 personas de noventa años y 135 personas de cien años. Las investigaciones anteriores han demostrado que los niveles de NfL aumentan cuando se produce una lesión cerebral o se desarrolla una enfermedad neurodegenerativa.

El equipo de Jucker observó que, tanto en los nonagenarios como en los centenarios, los valores más bajos de NfL se correlacionaban con una mayor supervivencia, y predecían mejor la mortalidad que las medidas de actividad física o de la función cognitiva. Dicha tendencia se mantuvo para ambos sexos, y también se observó en los experimentos realizados con ratones: los animales que se sometían a una dieta baja en calorías, un régimen que se ha asociado a una mayor longevidad, presentaban menores concentraciones de NfL y vivían más tiempo que los ratones de un grupo de control.

Los autores afirman que este biomarcador podría ayudar a evaluar la salud de las personas que envejecen. Sin embargo, señalan una limitación: los mayores que aceptan participar en este tipo de estudios suelen exhibir un mejor estado de salud que el conjunto de las personas que envejecen en la población general.

Aspectos destacados de la investigación sobre la naturaleza

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Nature Resarch Group.

Referencia: «Un marcador sanguíneo neuronal está asociado con la mortalidad en la vejez». Stephan A. Kaeser y col. uno Envejecimiento de la naturaleza, vol. 1, págs.. 218-225, febrero de 2021.



Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: