La nave espacial Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha investigado un espectacular fenómeno atmosférico en el planeta rojo: una nube de hielo de agua que se extiende a lo largo de 1800 kilómetros. La nube se forma cada día (durante la primavera y el verano del hemisferio sur de Marte) sobre la región de Tharsis, cuando el tenue aire marciano asciende por las laderas de Arsia Mons, el segundo mayor volcán de nuestro planeta vecino.

Desde hace tiempo se sabe que la atmósfera de Marte contiene pequeñas cantidades de vapor de agua. Las moléculas de H2O proceden, por ejemplo, del hielo que hay la superficie, como el que se encuentra en los polos del planeta. Cuando el agua alcanza una altitud de decenas de kilómetros, se condensa y forma nubes como las que se aprecian en  las imágenes tomadas por la sonda Mars Express.

Los investigadores han observado en varias ocasiones formaciones similares, por ejemplo sobre el sistema de cañones del Valles Marineris, y ya habían presenciado este fenómeno sobre Arsia Mons (hasta cinco misiones distintas lo han vislumbrado desde 1976). Pero hasta ahora no había sido posible captar toda la extensión de la nube, ya que la mayoría de las sondas que orbitan alrededor de Marte solo tienen una buena vista de la región de Tharsis durante la tarde (cuando la nube ya se ha disuelto), señala la ESA en un comunicado.

Mars Express lo consiguió gracias una cámara con un gran campo de visión, originalmente instalada para realizar un seguimiento visual del módulo de aterrizaje Beagle 2 cuando se separó de la sonda en 2003. Pero ahora la ESA ha reconvertido ese instrumento y lo ha empezado a usar con fines científicos.

Eso ha permitido a los investigadores registrar el desarrollo de la nube sobre Arsia Mons, tal y como describen en un artículo publicado recientemente en Revista de investigación geofísica: planetas. En el estudio han participado varios investigadores de la de la Universidad del País Vasco —incluido el primer autor, Jorge Hernández Bernal— y del Centro Europeo de Astronomía Espacial de la ESA, en Madrid.

Según el artículo, la nube se forma siempre antes del amanecer, se eleva hasta una altitud de unos 40 kilómetros y se expande rápidamente hacia el oeste, a una velocidad cercana a los 600 kilómetros por hora. Luego los vientos la empujan hacia el oeste y el norte, antes de que se disipe en torno al mediodía… hasta la mañana siguiente del verano marciano, cuando el aire vuelva a ascender por el flanco del volcán Arsia Mons.

Robert Gast

Referencia: «Una nube extremadamente alargada sobre el volcán Arsia Mons en Marte: I. Ciclo de vida», Jorge Hernández Bernal et al. en Revista de investigación geofísica: planetas, Vol. 126, n.º 3, art. e2020JE006517, marzo de 2021.

Más información en la página web de la ESA.



Ver Publicación Original

Comparte el Conocimiento

No responses yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: